Puedes superarlo de dos formas. Aceptando que eres culpable o que no lo eres.

Pero lo más importante es que puedes superarlo y que además tienes dos caminos para ello.

La vida es circular, y continuamente, creedme una y otra vez, se repiten los mismos hechos, las mismas circunstancias, las mismas tomas de decisiones, ¿por qué?… simplemente para que, quizás esta vez, puedas tomar un camino distinto, decir una palabra distinta, o sentir de forma distinta.

Algunos lo llaman aprendizaje, pero no sabemos que estamos aprendiendo. Otros lo llaman oportunidad de cambio, pero no sabemos de qué cambio se trata. Lo que está claro, es que cuando te das cuenta, produce mucho dolor, y te planteas ¿lo habré superado?

Antes de hacerte esa pregunta, viene otra, ¿qué camino escogiste? Eres culpable o no… empieza por ahí. Poco importa si lo fuiste o no, lo que importa es que cuando decides empiezas a tomar un camino, y ese camino es el de la superación. ¿Engañaste a tu pareja? ¿Rompiste un trato? ¿Traicionaste a alguien? Siempre hay dos puntos de vista.

Los dos puntos de vista

Porque siempre hay dos puntos de vista. Dos situaciones. Dos contextos. Dos formas de ver las cosas y vivir una realidad. ¿Acaso importa cuál es la verdadera? Lo cierto es que no… lo que importa, lo realmente importante, es darte cuenta que existen DOS. ¿Por qué? Porque sólo así podrás superar las llamadas “injusticias de la vida”.

No sé si son la mayoría de las personas, pero apuesto que muchas, y seguro más de las que me gustaría y desgraciadamente más de las que me he encontrado por el camino, siguen la terrible premisa y falsa creencia de creer firmemente que sólo existe su punto de vista, su visión, su contexto. Qué lejos están estas mentes de una realidad tan visible a los ojos, que además terminan creyendo que el mundo, o mejor dicho las personas que habitan en él, van en contra suyo, ¡cómo si fueran tan importantes!.


Acuérdate de que tienes DOS caminos para superar cualquier situación dolorosa, puedes elegir ser CULPABLE o INOCENTE, pero cuánto antes elijas antes empezaras a superarlo.

Una respuesta a “Puedes superarlo de dos formas. Aceptando que eres culpable o que no lo eres.”

  1. Hola Natalia, estoy completamente de acuerdo con lo que comentas. Cada vez que sufro un cambio en mi vida, me paro a pensar e intentar sacar un aprendizaje de ello.

    Pero la verdad es que solo me centro en lo que realmente está en mi mano, si no puedo hacer nada, no me pongo a intentar cambiarlo, solo me centro en lo que sí puedo hacer y continuar hacia delante.

    Un saludo!

Responder a Adrián Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *