En cada paseo por la Naturaleza, uno puede recibir lo que andaba buscando. Psicología. Bienestar

¿Sabéis que hay un programa en Escocia en el que el médico, en según qué casos, receta cosas como viajes o pasar tiempo en la naturaleza?

Si leemos sobre el tema, nos encontramos con que esta “receta” médica está indicada para  reducir la presión arterial, la ansiedad y aumentar la felicidad de las personas con diabetes, para  enfermedades mentales, estrés, enfermedades cardíacas… y más!

Hemos visto que hay todo un folleto que acompañaría esta recomendación, con actividades geniales, divertidas e incluso tiernas como puden ser: hacer una manga de viento a partir de un aro y material para así observar la velocidad del viento, pasear un perro, realizar arte playero con materiales naturales, tocar el mar, hablar con un pony e incluso hacer un hotel de insectos o enterrar la cara en la hierba!

La naturaleza y la salud

 Esta demostrado mediante estudios y hay pruebas que los beneficios de la naturalezapara la salud mental y también para la  física son numerosos.

Solamente con pasar un rato al día de nuestro tiempo al aire libre, en contacto con la naturaleza (en una zona arbolada, por ejemplo) hará que se produzca una disminución de la actividad en la parte de su cerebro típicamente asociada con la depresión.

En los estudios, las personas que entraban en contacto con la naturaleza con más frecuencia, además de esto anteriormente mencionado, presentaron también un nivel de cohesión social significativamente más alto.
Y eso no es todo! Pasar tiempo en la naturaleza no sólo reduce la presión arterial, la ansiedad y aumenta la felicidad, sino que también reduce la agresión, los síntomas del TDAH, mejora el control del dolor, el sistema inmunológico y está claro que aún hay mucho más que desconocemos y que estudios están descubriendo día a día

Si que nos dicen, sin embargo, que todos estos beneficios asociados a la salud mental y la presión sanguínea se harán visibles siempre y cuando la duración de los paseos por la naturaleza sean lo suficientemente largos.

¿Cómo explican esto?

No solo hay un estudio que explique esto y que vincule la toma de contacto con la naturaleza y los beneficios psicológicos. 

Buscando, entre otras, se puede hallar también investigaciones con la que se relaciona la integración de las escuelas en espacios verdes con un mejor rendimiento académico de sus alumnos. Sin embargo, si es cierto que hay que señalar que casi todos estos estudios, no se basan en un experimento, y solo se limitan a presentar correlaciones entre variables.

También hay explicaciones sobre posibles mecanismos por los cuales pueden ser estos paseos los que mejoren directamente el nivel de calidad de vida de las personas. Entre  estas explicaciones están el hecho de que en zonas naturales el aire es de mejor calidad y está menos contaminado, también que las zonas salvajes tengan más desniveles y atravesarlos conlleve realizar más actividad física, o la protección contra el sol de las zonas con sombra…Todo ello se traduciría en una mejor salud, y ésta a su vez está relacionada con la aparición de trastornos mentales.

Tengo claro que viendo todo lo que nos aporta y sirviéndonos como lo hace, y teniendo en cuenta que pasear por parques algo alejados de la urbe es una actividad que resulta tan barata, merece la pena que tanto nosotros a modo individual, como las instituciones de salud, o que se dedican al tiempo libre de niños, adultos y personas mayores, le den una oportunidad a esta opción y se beneficien de todo ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *